Mi Vida
Mis Obras
Mis Escritos
Mis Muestras
Mi Dirección
 



Es que el mundo de la infancia es también nuestro mundo, la niñez que fue pero que aún portamos, la drástica visión de las cosas en que nuestro estadio de indefensión aún perdura ante el gesto menos pensado del universo que nos circunda. Nada es solamente infantil o meramente adulto. A la vuelta de la esquina se esconde aquel evento que nos hace sentir niños o que adultamente no podemos resolver, no queremos, o desearíamos que nos solucionaran. No hay relación de exclusión entre la pretendida complejidad resolutiva e intelectual del mayor y la fragilidad de quienes nunca dejaremos de depender interiormente de las figuras que nos cuidaron o descuidaron.

Una calesita vacía o destruida por el paso del tiempo, viejos pupitres mudos de escuela, la prepotencia de algún maestro descarriado, una piñata injusta que nos dejó sin caramelos y retorna en forma de inequidad social, pelotazos en la cara, muñecas anheladas por siempre que signaron la forma del deseo, autitos detrás de vitrinas, frases sueltas dichas por señores con bigote, imágenes difusas, recuerdos truncos, son formas de lo que siendo antiguo perdurará por siempre.


Joaquín Areta

 

© 2013 www.gearcomunicacion.com.ar Reservados todos los derechos. All rights reserved